3 de noviembre de 2013

Dulces de halloween

El año pasado nos juntamos en casa de mi amiga Paqui para celebrar con los niños la fiesta de Halloween. Entonces, casi sin poder prepararlo (estábamos en plena mudanza) hicimos unas magdalenas decoradas Jimena y yo (Pablo nos acompañaba en su tronita).

 
 

 
 
 
Éste año tuve un poco más de tiempo y se me ocurrió que podía hacer unos fantasmas de fondant. Compré mini magdalenas, fondant blanco, negro y un rotulador de tinta comestible.
Para hacer los fantasmas se usan círculos que se adapten al tamaño de vuestras magdalenas. En mi caso, con un vaso era suficiente. Para darle un poco más de volumen a la cabecita he puesto a cada  magdalena un poco de nocilla. A continuación se coloca el  fondant y se le da forma.
Al día siguiente, una vez endurecido el fondant, le pinte los ojos y la boca con el rotulador especial.





















Feliz día de todos los santos.
Espero que os haya gustado, si es así compartidlo  y suscribiros al blog.


Blogging tips